El resurgir de la música de Bach

Johann Sebastian Bach es uno de los compositores más conocidos de la historia de la música. Entre sus creaciones más famosas están la tocata y fuga en re menor, la cantata 147 o la suite de cello nº 1, entre otras muchas.

Sobre Bach

Por resumir un poco su biografía, podemos decir que nació en Eisenach en 1685 y falleció en Leipzig en 1750. Entre otros cargos, fue concertino en la corte ducal de Weimar y maestro de capilla de San Nicolás y San Pablo en Leipzig.

Al igual que su padre y sus tíos, los hijos de Bach también fueron eminentes músicos. Carl Philipp Emanuel Bach fue uno de los músicos más destacados de su época, llegando a trabajar para Federico de Prusia «el Grande».

Podríamos pensar que a su muerte fue reconocido como lo que es hoy, uno de los más grandes compositores, pero no es así. De hecho, sus propios hijos opinaban de él que estaba anticuado e incluso se cree que se avergonzaban de su estilo tan «arcaico».

A partir de 1720, aproximadamente, se da el llamado estilo galante, un puente entre el barroco y el clasicismo. Tanto los hijos como muchos contemporáneos de Bach ya estaban experimentando el nuevo estilo, sin embargo él siguió practicando el contrapunto y el estilo barroco, que llevó a su máximo esplendor a pesar de que el resto de «mortales» lo creía obsoleto.

Después de su muerte se da una paradoja, puesto que su música se considera pasada de moda, arcaica y disonante, y por tanto no se representa en conciertos. Pero, por otro lado, todos los compositores, incluyendo a los grandes como Haydn, Mozart o Beethoven la estudian para aprender los secretos del contrapunto.

Homenaje a Bach

estatua de bronce de bach

Estatua de bronce situada junto a la Iglesia de Santo Tomás en Leipzig, camino del Museo de Bach.

Realizada por Carl Seffner en 1908. En ella se ha tratado de dar visual a una de las quejas del músico. En concreto se le representó con los bolsillos hacia fuera, ya que una de sus quejas era que siempre estaban vacíos.

El resurgir de la música de Bach

Y así fue con la música de Bach durante muchos años, reservada al estudio y relevada al ostracismo. Hasta que, en algún momento entre 1820 y 1825, cuenta la leyenda que el pianista Felix Mendelssohn fue a comprar pescado y le dieron el producto envuelto en un papel pautado. Al llegar a casa, lo abrió y resultó ser una página de la Pasión según San Mateo de Bach.

Fascinado por esa página, preguntó al pescadero (otras fuentes dicen que carnicero) de dónde la había sacado y éste le contestó que de un altillo que había alquilado, en el que encontró miles de páginas como esa. El bueno de Mendelssohn no lo dudó y le compró el altillo, y así pudo redescrubrir la música de Bach.

Esta es la historia que muchas personas recuerdan, y una leyenda romántica de casualidad y el encuentro de un tesoro escondido, y esto es así porque la realidad es mucho más aburrida.

No se sabe con seguridad cómo llegó hasta Mendelssohn la Pasión según San Mateo, pero se sabe, y está acreditado, que su tía, la también pianista Sarah Levi, fue alumna de dos de los hijos de Bach. Y también es un hecho histórico que tanto Sarah como el profesor del pequeño Mendelssohn, Carl Friedrich Zelter, empleaban como fundamento educativo El clave bien temperado de Bach.

Resumiendo

¿Conocías esta faceta de Bach? ¿Qué versión prefieres, la leyenda o la verdadera? ¿Y sabes alguna otra leyenda sobre su vida?

Quizás te apetezca tocar u oír un poco de este gran maestro, aquí una selección por si gustas.

Muy comentado.

Para principiantes.

Muy valorado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: